942223887

Estudiar una oposición y trabajar, ¿es posible?

Cuando alguien se plantea estudiar una oposición surge una pregunta si dispone de empleo o le surge durante las primeras semanas de estudio: ¿puedo llevar a la vez el trabajo y el estudio? Desde Academia Júcar queremos acercarte algunos detalles de esta situación que, aunque de primeras pueda parecer imposible, es más habitual de lo que pensamos y no es tan imposible como parece.

En primer lugar, cabe destacar que la persona que se enfrente a unas oposiciones sin trabajar no tendrá, salvo soporte familiar y de ahorros, capital que le libere en los momentos que necesitemos estar liberados, sufriendo además la presión de depender de unos ahorros, un paro o un sustento externo que nos puede generar ansiedad ante un posible suspenso. La persona con trabajo tendrá, por contra, una situación en la que la presión sea menor y en la que pueda preparar las oposiciones a largo plazo, no preocupándose tanto por los resultados inmediatos, sino por la carrera de fondo que supone prepararse unas oposiciones largo plazo.

Se trata de organización y constancia. Es aconsejable estudiar unas 4 horas diarias tras terminar la jornada laboral, adaptando esto también a jornadas partidas y estudiando estando descansado, por lo que es aconsejable estudiar después de descansar tras la jornada laboral. Los fines de semana se aconseja estudiar unas 4 horas por la mañana y una cantidad igual o superior por la tarde, dejando al menos un fin de semana de descanso al mes durante los meses previos a la fase final, en la que aumentaremos las horas de estudio y eliminaremos los fines de semana de descanso. Quizá el tiempo para lograr aprobar los exámenes de oposición sea un año mayor al habitual, pero con constancia podrá lograr el trabajo que buscas.